miércoles, 19 de abril de 2017

Inmortal.

Qué bonita está ahí tumbada. Con la luz del sol colándose por la persiana, acariciándole la piel.
Qué sensación la de tener su respiración quemándome el cuello. Su brazo rodeándome el pecho y mi mano jugando con su pelo.
Qué forma de sentirme inmortal cuando su cuerpo me roza. Cuando me giro en cama y te veo a mi vera.
La sonrisa que se me escapa cuando me cazas viéndote dormir. Soñando con parar el mundo en ese instante.

sábado, 13 de agosto de 2016

13/08/2011

13 de agosto, 2011. Nunca voy a agradecerte todo lo que hiciste por mi. Todo lo que me hiciste sentir. Pero ya es hora de que vea por mi. De darme una oportunidad de ser feliz sin anhelar una vuelta que nunca va a producirse. Es hora de darle pasaporte a todo ese rencor que me tengo desde hace 4 años por perderte. Seamos sinceros, todo lo que te amé no lo cambiaría por nada de este mundo. Todas las noches en vela, esperando un mensaje que, a pesar de saber que no iba a llegar, siempre esperé.
Desde que te conocí, estaba seguro de que estábamos hechos el uno para el otro. Pero eso fue antes de que fueses tan dura, y de que me tratases de un modo tan cruel. Me hiciste dudar de la única cosa, que había en mi vida de la cuál estaba seguro de que era real. También cometí mis errores como el ser humano que soy.
Pero no puedo estar toda la vida castigándome. Ya no. Creo que he pagado de sobra por todos y cada uno de ellos. Creo que ya he cumplido penitencia. Somos un sueño que ha muerto, y dudo que nunca deje de amarte, pero se ha terminado. Tengo que olvidarte. Del todo. Para siempre.

Hoy hacen 5 años exactos que te conocí. No le veo mejor final. Gracias por todo.

domingo, 7 de agosto de 2016

Pasó página, y se acabó el libro.

Y no es nada malo estar enamorado de un recuerdo, el problema es que ese recuerdo te impida disfrutar de los placeres de la vida.
Como la luz tenue del Alba entrando por los huecos de la persiana, iluminando su cara, mientras sonríes al verla ahí dormida, a tu lado, abrumado por la sensación de felicidad que te transmite. Porque sabes que ella es casa.
Como también es felicidad verla sentada en cualquier parada de autobús, desayunado. Mientras te debates entre seguir tu camino o parar el coche. Paras, para qué mentir. Y la ves acercarse, y sientes como te ruborizas, como se te ponen los pelos de punta. Abre la puerta del coche, y te basta mirarla a los ojos para que se te escape una sonrisa. Dos besos, deseando que sean eternos esos tres segundos en los que vuestras mejillas se rozan y notas la calidez de su cara acariciando tus acaloradas y rojizas mejillas.

Seguirás enamorado de ese recuerdo, pero no impedirá que sigas adelante.

Pasó página, y se acabó el libro.

martes, 26 de julio de 2016

Sin esa posibilidad, no sería amor.



"No todo está perdido, puedes ir y le puedes decir lo que sientes, nadie te va a asegurar que te vaya a salir bien, y nadie te va a asegurar que no vayas a sufrir mucho; pero sin esa posibilidad no sería amor lo que estás sintiendo."

lunes, 9 de noviembre de 2015

Quizá tú y yo fuimos destino siempre.

Hola mor, quería darte las gracias. Las gracias por hacerme el mejor regalo de cumpleaños que podía haber tenido. Verte ayer fue una sorpresa que ni en mis mejores sueños, aunque no no fuera tu intención.
Recordaba la sensación de tenerte a unos metros, pero lo de ayer, te juro que se me salía el corazón por la boca. No podía dejar de mirarte, más hermosa que nunca. Gracias por darme el mejor regalo que uno podía tener. El segundo sigue firmado en mi estantería; mi amor amorcin.
Hoy es 13 de agosto, y ya sabes qué significa eso. Amo ese día tanto como te amo a ti, es mi día favorito de por vida. Y ya sé que nunca te valió aquello de que estaba enamorado de ti desde el primer momento que te vi. Porque eran las 3ycuarto de la mañana, estaba dormido, y estaba todo oscuro. Ya. Pero sí que me enamoré al primer momento de verte a la luz del día, y ahí no tenemos discusión.
Aquella noche hiciste el verano mucho más largo. Un verano de mensajes escondidos en canciones subtituladas. De dormirme delante de la webcam o de tirar natillas de chocolate por encima del teclado, de llamarte diablo. Un verano de pistas y que la única discusión fuera para mandarme sonreír, diciéndome que eso se discutía en persona.
La mejor discusión de mi vida. Con una vaca morada colgada de la mochila, con el móvil haciendo de orquesta, y contigo a centímetros. Menos cada vez. Hasta que rocé tus labios.
El puto mejor verano de la historia.
Después eran mis palpitaciones contra tu ansiedad..
Y llega octubre, ese día 6 que perdí el corazón y el rumbo de mi vida. El peor. El asco que le tengo a octubre no es ni medio normal. El asco que me tengo a mi no es ni medio normal.
Precaución por unos sueños, sí. Ojalá nunca hubiéramos cometido el error de dejarlo. Ojalá no hubiera dejado de decirte cada día que quería estar contigo.
Ojalá no ser gilipollas.
Dudo que hayas llegado hasta este punto, pero ojalá pudiéramos empezar de cero y ser amigos. Nada me haría más feliz. Pero sé que no me merezco nada de tu parte.
Le diste significado a la expresión de ser feliz, marcaste un antes y un después en mi existencia. Nunca nadie ha estado más enamorado de lo que yo lo estoy de ti. Mi mejor bendición y mi más real castigo.
Quizá tú y yo fuimos destino siempre.

miércoles, 6 de mayo de 2015

Y tú?

Tú tan humilde, yo tan creído, te defendí del mundo haciéndote parecer un arrogante, un creído y un chulo. Puede que realmente, solo haya una persona que te conozca detrás de estos textos. Que no había nada mejor que escuchar llover contra la ventana, excepto sus orgasmos en nuestros oídos. Pero eso ya lo dijo Coelho; todos tenemos dos grandes amores.
Ni tú ni yo creemos en dios y aún así no dejamos de rezarle para que ella vuelva, porque aunque todo el mundo habla de amor, a nosotros nos suena mejor decir su nombre, pero se acabó y todavía seguimos buscando a alguien que no existe, quizá deberíamos dejar de buscar. Quizá es hora de volver a empezar, ahora que ya hemos admitido que somos hipersensibles. Y ella es Galicia, pero Galicia ha cambiado
A pesar de que nunca escribimos para gustarle a cuatro niñas sin cerebro; escribimos para quien nunca va a leernos, por eso aquí decimos todo aquello que jamás podríamos decirle.
Supongo que a día de hoy estarás dolido y te entiendo, pero valemos mucho más que esas voces. Así que, que se quede quien quiera, y quien no ya sabe dónde está la puerta. Pero habrá que cerrarla cuando salgan.
Quieres verme roto, lo noto, pero yo soy tú, y tú, no sé quién eres, Cristian.

viernes, 1 de mayo de 2015

Te recuerdo.

Te recuerdo a ti, desnuda, abrazada a mi, dormida sobre mi pecho. Con la lluvia golpeando la ventana como fondo. Tu respiración calmando nos nervios.
Te recuerdo por las calles conmigo de la mano. Haciéndome soñar, haciéndome pensar que eres la primera, y la última maravilla de este mundo. Flipando cada vez que escucho tus carcajadas o tus suspiros en mi oído.
Te veo sentada en el suelo de la cocina, llena de harina, mirándome, sonriéndome después de destrozar toda la cocina cuando solo íbamos a cenar.
Te recuerdo cuando querías verme roto.
Me recuerdo a mi, despertándome un lunes a las 8, recordando que no existes.
Volver a querer. Volver a desear. Volver a ilusionarme.
Volver a volver.

jueves, 2 de abril de 2015

Mi caja de Pandora

Fui a sacar un clavo con otro, y acabé clavándome las astillas, y así una y otra, y otra, y otra vez, para variar. Ya veis, igual es que quiero estar triste y no lo entendéis. Igual veo el vaso medio vacío, pero tengo el agua al cuello. De experiencia voy sobrado, y de suerte muy escaso.
Explicadme por qué echo de menos a las personas que tendría que odiar, porque ignoro a las personas que dan su apoyo. Explicadme por qué la luna es preciosa, hasta que la comparé contigo.
Pero verás, guapa, sino excitas mi mente, estás perdiendo el tiempo intentando excitar otras partes de mi cuerpo.
Tú eres Galicia, tan alegre y tan triste en una misma tarde. Como el sol y la lluvia haciendo el amor en cualquier momento del año. Tan melancólica, tan mía.

Quizá esto lo escribo para mi, y no para ti. Por primera vez desde que te conozco. Sigo sin saber quien eres. Sigo sin saber si existes siquiera. 


"Apareció sin saber que 
me salvaba la vida"
Ojalá.

viernes, 20 de marzo de 2015

Ponme hielo en esta copa

Decides mirar sus fotos al acostarte, y sientes la implacable necesidad de escribir algo sobre cada una de ellas. De lo preciosa que sale en todas. De su pelo a medias, resaltando el cielo de sus ojos. Esos ojos que consiguen que la luna, que siempre te pareció algo mágico y precioso, ahora, resulta que se está quedando corta, porque no es ni la mitad de preciosa de lo que son sus ojos.
Y es que en realidad, la sueñas despierto, la sueñas dormido, la  sueñas a todas horas. Hacer que sonría, que ría, que sea tu as bajo la manga.
Te tumbas a oscuras. Pones los cascos, y abres el reproductor. Canción tras canción, hasta que te das cuenta tras varias horas de que lo único que escuchabas era a tu cabeza diciendo una y otra vez su nombre.
Recuerdas que nunca creíste en la suerte, hasta que un buen día, partiste la vergüenza y le hablaste.
La primera vez que la ves pensando en como besa

viernes, 2 de enero de 2015

2015

Y tras un año viviendo en el infierno, llegó un año de transición.
Un año en el que recuperé mi vida, pero, a decir verdad, me apetece volver a perderme.
Perderme igual en el Triángulo de las Bermudas.